Diamonds-USA. Diamonds-USA Engagement proposals contest
SSL Certificate
SSL Certificate

Engagement Stories Contest

drop to your knee and say I love you with all the love I have will you let me give you all my love.  Holding out the ring you wait an eternity for her reply.

 

Diane Corbin's Engagement story

It was September of 1981, a normal day as days go, when you're sixteen years old. My parents were going to this soup supper in Ripley, and of course they just couldn't appreciate that I didn't want to be seen with them, especially not at some lame old folks event. But of course, my dad was concerned for me, and preceded to inform me that while they would love to, they just weren't going to be able to pay for college for me, and because of our rural location, that I would be "an old maid" if I didn't find "someone to marry me before I graduated from high school." I guess he thought he needed to tell me this so that I would be looking a little harder to find someone to "take me on" as a wife. I was so upset that I cried for two hours before we went, and only decided to go so as to go see my best friend Belinda.
When we arrived, I took off to see my friend, who happened to be babysitting at the time. We proceeded to walk the two or three blocks to the park, with her nephew, when her brother, Marvin drove by. Little Jeffy cried out for his "Uncle Marv", who stopped and offered to give us a ride to the park to appease the wailing child.
 
Belinda's brother Marvin, was good looking, wild and confident. With his clean-cut marine corp haircut, his amazing green eyes, and that smile; he was way out of my league. He and his sister were talking in the front of the truck, while I entertained little Jeffy. When, out of the blue, Marvin stopped the truck and said "hey, you want to have a good time tonight?"
I was so shocked I'm not certain exactly what I said, but within minutes we were preparing to go out on a double-date. Me and Marvin and Belinda and her on-off boyfriend David. I still don't know what she had to promise him, but here I was plain Diane and amazing Marvin.
The date itself was normal until we were getting ready for us to leave and head home. Marvin was a little disappointed, thinking he would get lucky, I guess. And then he kissed me.
It was like nothing I had ever experienced before. I knew at that moment that this would be the man I would marry. It was like a lightning bolt, a moment of clarity. And somehow I think I knew that he had felt it too.
He didn't call me right away, it was probably a month or two later when he called out-of-the-blue. We talked for probably two hours, about everything. And then he said that he couldn't stop thinking about me. And he asked me to marry him. At first I thought he was absolutely crazy. After all, we had only been on one date. But he said, " believe me- we're gonna get married". It took him quite a while to convince me that he was serious, but in February, he bought me a ring and we set a date. That was 1982. We have been happily married since May of 1982, now twenty-five years ago. And we have never regretted any of it.

BACK TO TOP


RELATODE DECLARACIÓN ROMÁNTICA

 Al menos algunavez en nuestras vidas nos hemos llegado a preguntar si lograremos a encontrar ala persona ideal con quien deseamos estar el resto de nuestras vidas, compartiendolos mismos anhelos para hacerlos realidad juntos, y sobre todo que nos hagasentir únicos y perfectos.

Esta es lahistoria de cómo encontré a quien inevitablemente me hace sonreír y equilibrami vida. Una mañana de 7 de Marzo del 2007 la conocí, y después de 766 días de perseveranciaaceptó ser mi novia, ese mágico momento se quedó grabado en mi alma al sentir porprimera vez el tierno roce de sus labios.

Desde aquelmaravilloso instante en el que los dos aceptamos darnos la oportunidad deconocernos, iniciamos un camino que ambos desconocíamos pero que valientementeempezamos a recorrer juntos durante 1,377 días. A lo largo de este tiempo nosdimos la oportunidad de conocer nuestras virtudes y defectos, compartimosgrandes emociones y nos hicimos cómplices de tiernas travesuras, llegamos aconocernos tanto que con solo mirarnos sabíamos lo que deseábamos y lo quepesábamos. Son esos momentos los que te hacen darte cuenta de lo valioso que estu relación, lo importante que eres para ella, en los que te ríes solo,recordando lo increíble que son los momentos junto a ella, y las grandes cosasque pueden llegar hacer juntos, es ahí cuando descubres no existen dudas en elamor que sientes por ella, es único y verdadero, es aquí cuando te a través allevar tu relación al siguiente nivel.

Una mañana del15 de Enero del 2013, llego a mí el anillo de compromiso tan esperado, tananhelado, que no se puede contener la emoción de recibir con agrado la noticia.Inmediatamente sin pensar en lo que estaba haciendo y reduciendo la importanciaa las demás cosas, fui a su encuentro. Una vez que llegue y lo tuve en mismanos te das cuenta que es tan perfecto y puro como el amor que  sientes por ella, vino a mí una sensación defelicidad indescriptible es una emoción tan grande que solo lo puedes sentir alexperimentarlo tú mismo.

Ese mismo díaque llego el anillo de compromiso la invite a ir a la playa a 120km de nuestraciudad, con la coartada de a ir a una fiesta con unos amigos, y quede de pasarpor ella a las 4:00 p.m. Antes de llegar había hecho las diligencias parareunir un par de copas y botellas de vino, aperitivos, un Smartphone conaltavoces, utensilios y otras cosas las cuales guarde en mi equipaje.

Ella sinsospechar de nada en absoluto. Subió a mi auto y las 6:00 p.m. habíamos llegadoa un hotel de playa para hospedarnos y lugar donde estarían mis amigos. Una vezhospedados fuimos a la terraza con vista a la playa, y le indique que mientrasllegaban los amigos tomaríamos unas copas de vino, y al paso de los minutosnuestra platica pasaba recordando las historias que habíamos vivido juntos, alpaso de una hora la conversación se volvió de lo bien que nos sentíamos juntos,de hablar de los posibles planes de vida si continuábamos igual de enamorados,fue ahí cuando encontré en mí el valor de proponerle matrimonio pero con unanillo elaborado con hojarasca de una palma, para medir la reacción que tendríaal preguntarle si se casaría conmigo.

Su reacción fuede mucho nerviosismo, y su respuesta fue: “¿Dónde está el anillo?” y le indiqueque el anillo de hojarasca de palma que le estaba ofreciendo era el únicoanillo que le podía dar en ese momento, y que lo importante es que si aceptabaen ese momento mi anillo de hojarasca de palma me haría el hombre más feliz delmundo, entonces hubo un silencio y su respuesta fue “SI” y dijo: “si quierocasarme contigo y no me importa si no hay anillo de diamante lo importante esque yo también quiero estar a tu lado el resto de  mi vida”.

En el momentoque me abrazo y me dio un beso intercambie los anillos, sustituyendo el anillode hojarasca de palma por el anillo de diamante, en ese momento le coloque elanillo de diamante en su dedo anular y dejando que ella creyera que era elanillo de hojarasca de palma.

Sin haberse dadocuenta del anillo de diamante que ya tenía en su mano, tomó su copa de vino ybebió de ella, y fue en ese momento cuando observo que el anillo que le habíapuesto era en realidad un anillo de diamante y no el anillo de hojarasca depalma que le ofrecí para proponerle matrimonio, cuando lo observo hubo unsilencio y se me quedo mirando, e inmediatamente se puso a llorar, era tal sufelicidad que me abrazó y seguía llorando, arrodillado frente a ella le volví apedir con mucha seriedad que fuera mi esposa, ahora su respuesta de ella fue: “SI,para toda la vida”

Cada vez que meacuerdo me pongo sentimental y me dan ganas de llorar porque fue un momento tanespecial, tan hermoso, tan espectacular que cada vez que me acuerdo me hacesonreír y me rio de felicidad. Como era de esperarse cambio el estado de surelación en el Facebook, indicando que Ana Luz había pasado de estar en unarelación con Octavio a pasar a estar comprometida con Octavio y fue allí quesus amigos se enteraron de estábamos comprometidos, un día después le dijimos anuestros padres y familia que estábamos comprometidos.

Esa noche fue lanoche muy especial ya que seguimos platicando en la terraza del hotel a laorilla de la playa pasada la media noche diciéndonos lo mucho que nos amábamos,recuerdo que cuando se dio cuenta del anillo de diamante que traía en su dedose puso a llorar, bailaba como si tuviera 15 años, brincaba como si se hubiese ganadoel premio mayor de la lotería, la expresión de sus ojos irradiaban muchafelicidad porque finalmente estaba comprometida conmigo y el anillo era comosiempre se lo había imaginado con el corte princesa y con montura lucida. Ydebo decir que también lloré y también estaba muy feliz, enormemente feliz.

Finalmente noscasamos por el Civil el 24 de Agosto del 2007 y los quince días nos casamos porla Iglesia el 07 de septiembre del 2014 después de 235días de haberle entregado el anillo de compromiso. Actualmente estamosesperando un bebe que será niño, tiene 5 meses y su fecha de nacimiento estáestimado para el 09 de Abril del 2015, el día que acepto ser mi novia.

GraciasDiamonds-USA por ser parte de esta historia de amor.

Atentamente.

José Octavio Rico Contreras

Confirmación defecha de compra: 12/3/2012 2:37:53 PM.

Order Number: 13475  

Diamond: #9068, Princess, D, SI1,

Jewel Settings: CrissCross (The Lucida ) For Princess and Asshers,Platinum 950, Finger Size: US 6.5 / UK .

País: Mexico.

Ing. Octavio Rico

octaviorico@hotmail.com 

picpic      pic                                                           pic
                                                       pic





RELATO DE DECLARACION ROMANTICA /Alberto González Escalante




Mi declaración romántica se dio el día 5 de noviembre del 2011 con un anillo de compromiso que mandé a hacer en México y con un diamante que compré en diamonds-usa.

Llevaba casi dos años con mi novia, y ya habíamos hablado de casarnos, aunque no habíamos formalizado nada. Ella estaba estudiando en Londres, terminando su carrera en diseño textil, y mientras estuvo allá, empezamos a considerar mucho más seriamente la posibilidad de casarnos.

La navidad anterior, yo fui a visitarla, y estuvimos en Londres y Paris durante casi 5 semanas, y en esas semanas, caminando por la calle, encontramos una joyería en la que ella vio el anillo de compromiso que quería. Creo que es importante mencionar que en ese viaje, por separado, los dos decidimos que queríamos casarnos con el otro, es decir, yo por mi lado pensé “es ella” y ella, por su lado, también pensó “es él”. Al ver el anillo de compromiso, tomé nota de la joyería, vi que tenia pagina de internet y al regresar a México busque el anillo y guardé las imágenes.

Ahí se detuvo la cosa por aproximadamente 7 meses.

Al pasar esos siete meses, Mayte (Mi esposa) decidió tomar un viaje de graduación por la India y Rusia, antes de regresar a México, al tiempo que yo hice el pedido del diamante que compre para mandar a hacer el anillo. La búsqueda fue exhaustiva, chequé muchas paginas de internet, busque en joyerías en la Ciudad de México, hablé con conocidos, hasta que di con el diamante que me conquistó, un diamante de 0.56 quilates, “F”, IS2, CLARITY ENHANCED, 8 HEARTS AND ARROWS”. Lo vi muchas veces, lo comparé con otros y me decidí a comprarlo.

Al recibir el diamante, me moría de ganas de enseñárselo a Mayte, pero me contuve. en lugar de eso, decidí hacerle una pequeña broma. Mientras ella estaba en la India, hablamos por teléfono gracias a un celular que compró para su viaje, y en una ocasión que hablamos, en la que ella estaba en algún pueblo perdido, le dije que ya quería mandar a hacer su anillo de compromiso, pero que no me sabia su talla, que si por favor me podría decir que talla era para poder mandarlo a hacer. Obviamente intentó conseguirla, pero las tallas de los anillos en la India, no tienen nada que ver con las tallas de anillos en el occidente, por lo que se dio por vencida. Ella no contaba con que si me sabia su talla, y yo ya había mandado a hacer el anillo.

Por fin, regresó de la India y Rusia, el 25 de octubre de 2011, sin idea de que yo tenia listo su anillo de compromiso. Antes de que ella regresará, organice el evento, que fue en San Miguel de Allende, Guanajuato. es un pueblo colonial muy bonito. en ese lugar, hay un restaurant, el cual tiene una terraza con una fuente de fuego, de la que adjunto fotografía, el cual me pareció ideal para hacer la pedida.

Le dije a Mayte que teníamos una boda de una amiga en ese lugar y que yo sería testigo, asi que teníamos que llegar súper puntuales. conseguí que nos dejaran entrar a la terraza del lugar en la tarde y unas amigas de la universidad me ayudaron a arreglarlo, además conseguí también que me dejaran entrar con mi novia media hora antes de que abrieran, para que pudiéramos tener tiempo para estar solos.

Llegamos a San Miguel en la mañana de ese 5 de noviembre, nos arreglamos para la “boda” y estuvimos listos justo a tiempo. Un detalle que nunca consideré fue la caja del anillo, una caja bastante grande, que tuve que guardar en la bolsa del saco para llegar al restaurant, al subir al taxi, solamente podía pensar en que la iba a descubrir, pero no fue así.

“¿Querías emociones fuertes Beto? Estoy a una hora de comprometerme con Mayte y ella no tiene ni idea” Fue lo que escribí en Facebook desde el hotel en el que estábamos.

Cuando llegamos al restaurant, el taxi nos dejó en la puerta de “la boda”, y para llegar a la terraza hay 2 opciones, la primera es tomar el elevador que te lleva directamente a ésta, la segunda es caminar por unas escaleras de cristal 3 pisos para llegar. Decidí pedirle a Mayte que se subiera por las escaleras, sin dejarla que viera el elevador. y le dije que yo tenia que ir al baño.
Cuando se adelantó, me subí al elevador, por lo que obviamente llegué primero. me paré junto a la fuente de fuego y la esperé. Al terminar de subir las escaleras, no se dio cuenta de que yo ya estaba ahí, hasta que un mesero, que era la única otra persona que estaba en la terraza, le dijo “ya la están esperando señorita”. Al verme, supo que era lo que estaba pasando, extendí mis brazos, para hacerle saber que la estaba esperando, se acercó, me arrodille y le dije:

“Todos los días desde que te conocí le agradezco a Dios por haberte puesto en mi camino, y mi más grande deseo es seguirle agradeciendo por todos los días que me queden, ¿te quieres casar conmigo?”

En ese momento, pusieron una de las canciones que hemos adquirido como propias que es “Crush” de Dave Mathews.

Me dijo que si… le puse el anillo y brindamos… Estuvimos en ese lugar por la media hora que teníamos para nosotros solos. después llegaron amigos y familiares, que estaban todos enterados de lo que estaba haciendo, a acompañarnos para celebrar.

a_gonzalez_e@hotmail.com


pic 


 pic  


pic



Sign Up for Special Offers
Become a fan  

Email a friend

http://www.diamonds-usa.com/

Friend's Email:
Your Email address:
Personal Message:
 
 

captcha
Enter the code shown above: